La Gioconda: una obra lleno de misterios

Cuando admiramos una obra de arte solo vemos lo que tenemos delante, rara vez lo que esconde detrás. ¿Sonríe o no sonríe la Mona Lisa? ¿Conoces sus secretos y curiosidades?

Información de la obra:
Título: La Gioconda, Retrato de Monna Lisa
Artista: Leonardo Da Vinci
Cronología: Hacia 1503-1506
Técnica: Oleo sobre tabla

La Gioconda o Mona Lisa de Leonardo da Vinci es, como todo el mundo sabe, el retrato más famoso de la historia de la pintura. Parece ser, que el retrato corresponde a la esposa de Piero Francesco del Giocondo y que le llevó a Leonardo más de tres años terminarla, si es que en algún momento la terminó. La obra permaneció con el artista hasta su muerte en 1517 y fue adquirida por el monarca francés Francisco I.
Hace 500 años, concretamente un 2 de mayo de 1519, que Leonardo Da Vinci murió en su habitación en Amboise, Francia. El artista, inventor, escritor, científico (y un largo etcétera) fue una de las figuras más importantes del Renacimiento.
La Mona Lisa es considerada la pintura más famosa del mundo. Pocas obras han pasado por tanto escrutinio y estudio. Algunas de las razones que la hacen tan famosa son:
• El realismo extremo de Leonardo da Vinci al usar métodos matemáticos para medir las proporciones humanas,
• La técnica única del sfumato que también transmite un realismo muy avanzado para la época,
• La revolución que generó en las dimensiones y en las formas de retratar, considerada la base de todos los retratos occidentales,
• La suma de los misterios de la pintura; desde la identidad de la modelo hasta el porqué Leonardo da Vinci nunca entregó el supuesto encargo, guardándola secretamente.
La técnica empleada, la modelo, el paisaje de fondo, sus manos, su robo… todo queda bajo la sombra del misterio. Críticos de arte, historiadores y psicólogos han intentado explicar su enigmática sonrisa pero ha sido un dentista el que ha dado la versión más terrenal. El doctor Joseph Borkowski, dentista de Maryland, pasó varios días estudiando la obra en el Louvre y éstas fueron sus conclusiones:
Según Borokowski, la expresión de la Gioconda “es propia de aquellas personas que han perdido los dientes incisivos”. Es más, Borokowski dice que, posiblemente, la Gioconda pudo haber perdido los dientes debido a una paliza, porque en los delgados labios se puede apreciar una pequeña cicatriz. “Por eso, no se trataba de una sonrisa, sino de una mueca”. Además, si tenemos en cuenta que las comisuras de los labios están ligeramente hundidas, es de suponer que también le faltarían los colmillos.

¡HOLA!

¿Quieres ponerte en contacto? ¿Tienes alguna duda? Rellena el siguiente formulario y te responderemos en la mayor brevedad posible.

Sending

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
o

Log in with your credentials

o    

Forgot your details?